Peña Nieto y las telecomunicaciones

epn-azc

Por David Ordaz

El pasado lunes, el presidente Enrique Peña Nieto dio a conocer la Reforma a las Telecomunicaciones y Competencia Económica que tiene entre sus objetivos, el fortalecimiento de los derechos vinculados con la libertad de expresión e información y el establecimiento del derecho al acceso a las tecnologías de la información y la comunicación, y a los servicios de radiodifusión y telecomunicaciones, incluida la banda ancha.

Otro de los grandes temas para la Reforma a las Telecomunicaciones es la adopción de las medidas de fomento a la competencia en televisión abierta y restringida, radio, telefonía fija y móvil, servicios de datos y telecomunicaciones en general, para asegurar la competencia efectiva en todos los segmentos y finalmente la generación de condiciones para incrementar sustantivamente la infraestructura y la obligación de hacer más eficiente su uso, lo cual tiene un impacto directo en la caída de los precios y en el aumento de la calidad de los servicios.

La Reforma propuesta por Peña Nieto incluye la creación del Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel), el cual pretende funcionar como un órgano autónomo que investigue y sancione a las empresas por el incumplimiento de sus servicios o títulos de concesiones.

El Ifetel investigará y sancionará las prácticas monopólicas en el sector de radio, TV, telecomunicaciones y declarará a las empresas dominantes que cuenten con un 50% de un mercado ya sea medido por usuarios, tráfico o capacidad de redes.

En cuestiones más técnicas, el Instituto podrá obligar a las empresas a compartir su infraestructura, aplicar tarifas de interconexión asimétricas, o a desincorporar activos, además de imponer límites del espectro y será quien otorgue concesiones en radio, TV y telecomunicaciones.

Para nadie es un secreto que dicha Reforma golpea directamente a las grandes empresas de comunicación de este país como son Telmex, Televisa y Tv Azteca, de los cuales, las primeras dos dieron la bienvenida al anuncio a través de comunicados y en redes sociales. No sorprende el silencio desde el Ajusco, siempre se han manejado de esa forma.

En el caso de las empresas de Carlos Slim (Telmex y Telcel), el Ifetel podrá declararlas dominantes al exceder el 50% de usuarios a nivel nacional y podrá aplicar medidas asimétricas como la compartición de infraestructura, así como tarifas de interconexión diferenciadas.

También tendrá la facultad de desincorporar activos de las empresas dominantes para reducir su posición en el mercado y deberán aplicárseles medidas, además de que tendrían que negociar con la nueva paraestatal que controlará el acceso a la banda ancha de 700 MHz.

Resulta interesante la inmediata respuesta del presidente de Grupo Televisa, Emilio Azcárraga Jean, tras el anuncio de Peña Nieto, pues a través de su cuenta de twitter dio la bienvenida a la reforma y a la competencia.

slim-salinas

A dos días del anuncio, se ha dado a conocer que antes de iniciar el evento de los 100 días de Gobierno el pasado domingo en Palacio Nacional, Azcárraga Jean se reunió con Peña Nieto y el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, sin que hasta el momento se sepa el contenido de dicha reunión.

¿Qué tanto le pega la Reforma a las Telecomunicaciones a Televisa? La reforma prevé un transitorio para la creación de dos cadenas de televisión abierta de cobertura nacional por medio de licitación y donde sólo entrarán a concurso, aquellas compañías que cuenten con menos de 12 MHz de espectro radioeléctrico en algunas de la zona de cobertura.

Pese a que la redacción no deja claro si se permitirá usar su capacidad tecnológica, el Ifetel, decidirá cómo funcionará la multiprogramación  una vez que se termine el apagón analógico, mientras que la televisión pública recibirá autorización para aceptar patrocinios y donaciones.

Estos puntos permitirían que el cambio a los títulos convergentes, previo pago de contraprestación e imposición de obligaciones, le abrirá la puerta a Telmex para ofrecer televisión de paga y abierta.

La operación

https://cuartodeguerra.wordpress.com/2012/10/30/pena-nieto-se-separa-de-televisa/

Me permito recordar el texto del pasado 30 de octubre en este mismo espacio, cuando informábamos que previo a las elecciones presidenciales, una serie de revelaciones del periódico británico The Guardian daban a conocer que la candidatura y campaña del priísta Enrique Peña Nieto se originó en la empresa Televisa, desde que era gobernador del Estado de México.

Las informaciones de The Guardian hacían referencia a filtraciones diplomáticas Wikileaks, donde se leía que “es un hecho ampliamente aceptado, por ejemplo, que el monopolio de la televisión respalda al gobernador y le proporciona una extraordinaria cantidad de tiempo de emisión y otros tipos de cobertura”.

Además de estas revelaciones, también se publicó que la propia televisora inició una campaña para desgastar la candidatura del candidato de las izquierdas, Andrés Manuel López Obrador.

Era un momento crucial, el clima electoral estaba inmerso en el movimiento #YoSoy132 que posteriormente terminó por caerse y la presión social era demasiada.

Asimismo, se dio a conocer un cable de Wikileaks de 2009 donde se advertía que el gobierno de Estados Unidos vería con preocupación la falta de independencia del candidato priista.

Lo que pocos saben es que en ese tiempo de presión social y mediática, ocurrió una plática entre el vicepresidente de Televisa, Bernardo Gómez con Peña Nieto, donde el primero le comunicó un “mensaje directo” del dueño de la televisora, Emilio Azcárraga Jean que decía: “tienes que ayudarnos -le dijo a Peña Nieto- nos están golpeando demasiado y por muchos frentes. Necesitamos saber que tendremos tu apoyo por lo que se venga para la empresa, y por todo lo que te hemos dado”.

La comunicación de Bernardo Gómez confirma por si misma que Televisa ayudó al candidato del PRI pero la respuesta del mexiquense fue lo que generó alarma: “A ver, para empezar, ustedes a mí no me han dado nada. Todo lo que me apoyaron se los pague peso por peso, así que yo no les debo nada”.

Después de esta plática se fue en picada el “Proyecto Jaime”, nombre clave que usaron los productores Alejandro Quintero y Pedro Torres para construir la candidatura de Peña Nieto.

Hasta aquí el episodio de la aparente ruptura del Presidente con grupo Televisa y lo que hoy sabemos es el nombre de Ignacio Peralta Sánchez, un completo desconocido para el sector pero que es la mano detrás de esta controvertida reforma.

Ignacio Peralta Sánchez lleva meses trabajando en la Reforma junto a un pequeño grupo que no tiene intereses en ninguna de las empresas que serían las más afectadas.

Pero ¿quién es Ignacio Peralta Sánchez? es un economista que ha desarrollado su carrera en el estado de Colima como Secretario de Desarrollo Económico, alcalde de la capital yadministración del puerto de Manzanillo.

También ha colaborado en Banxico y en la SCT, teniendo comunicación directa con los secretarios Gerardo Ruiz Mateos y con Luis Videgaray de Hacienda a quien conocer desde hace casi 15 años y quien pertenece a su primer círculo de trabajo.

Será cuestión de tiempo para conocer la aprobación de esta Reforma que toca a toca a las empresas que encabezan a los poderes fácticos de este país.

El grupo de Carlos Slim tendrá que abrirse pese a tener más de 70% de participación en telefonía fija, móvil e Internet y en el caso de Televisa que cuenta con más de 50% del mercado de la publicidad televisiva y en la televisión restringida (por cable o satélite) se deberá abrir a la competencia e incluso vender parte de sus activos para cumplir con las reglas ya establecidas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s