La caída de Elba Esther

Elbaelba_hummer elba_red

Por David Ordaz

Eran las 15:00 horas cuando un rumor empezó a crecer en las redacciones de los diarios y de medios electrónicos en el país. “Anunciarán la captura de alguien muy pesado” llegó el mensaje sin detallar a quien se referían.

La coyuntura en que vivimos solo hacía pensar que caería algún narcotraficante, sin embargo tres horas después, la Procuraduría General de la República (PGR) y la Marina Armada de México (SEMAR) ya tenían armados dos operativos, uno en el aeropuerto de Toluca y otro en el aeropuerto de Guadalajara: el objetivo era Elba Esther Gordillo, líder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), el más grande y poderoso de toda América Latina.

Una de las opciones era Guadalajara porque el SNTE tendría hoy una reunión donde definirían el rumbo que tomarían después de que el lunes se promulgara la reforma educativa, encabezada por el presidente Enrique Peña Nieto y el secretario de Educación, Emilio Chuayffet.

Minutos después, la maestra –como se le dice- llegaba al aeropuerto de Toluca y en un operativo que pasó desapercibido, fue detenida por elementos de la PGR, se le hizo un chequeo médico de rutina y por la noche fue trasladada al penal femenil de Santa Martha Acatitla.

Para ese momento, el procurador Jesús Murillo Karam (quien por la mañana estuvo en Los Pinos definiendo la forma en que sería la detención) dio una conferencia de prensa donde informó que el Juez 6° de lo penal emitió una orden de aprehensión contra Gordillo Morales, gracias al trabajo realizado por la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda (SCHP), quien detectó el desvío de fondos que hizo la maestra y tres colaboradores más por más de 2,600 millones de pesos.

El procurador dio a conocer que los desvíos ilícitos de recursos se hicieron a través de varias empresas y que se destinaron a tarjetas departamentales de lujo, cirugías estéticas, compra de inmuebles y galerías de arte.

Entre las empresas que mencionó Murillo Karam están: Comercializadora TTS S.A. de C.V., Gremio Inmobiliario El Provisor, S.A. de C.V. y Ademex, entre otras.

Algunas de las cifras que marcan el lavado de dinero en que incurrió Elba Esther Gordillo están las compras en la tienda departamental estadounidense Neinman Marcus por 39 millones 522,000 pesos, cirugías estéticas con valor de 17,236 dólares, la compra de bienes inmuebles por hasta 1 millón de dólares, gasto de servicios aéreos por 43 millones 940,000 pesos y en galerías de arte por 650,000 dólares.

En la conferencia, se dio a conocer la red financiera usada por Gordillo Morales y que involucra además a Nora Guadalupe Ugarte Ramírez, Isaías Gallardo Chávez y José Manuel Díaz Flores, quienes abrieron cuentas bancarias en México e hicieron transferencias a otras cuentas a Estados Unidos y Suiza.

Actualmente, Gallardo Chávez es asesor de la Coordinación Ejecutiva de Finanzas del Partido Nueva Alianza (Panal) en el Estado de México y él, junto con Díaz Flores, aparecen como accionistas de la empresa Gremio Inmobiliario El Provisor, a la cual llegaron recursos del SNTE sin justificación alguna.

“Este dinero, les quiero recordar, salió del dinero de las cuentas de los trabajadores del sindicato y entre otras muchas cosas se utilizaron para pagar una tarjeta de crédito en Neiman Marcus por una cuenta que asciende a cerca de tres millones de dólares, cerca de 40 millones de pesos”, dijo el procurador.

Simultáneamente, la Secretaría de Gobernación (Segob) llamó a conferencia de prensa y minutos después la canceló debido a que su titular, Miguel Ángel Osorio Chong se reunió de emergencia con parte del gabinete federal y con 19 gobernadores donde se habló de las posibles repercusiones que se podrían dar.

Posteriormente, Osorio Chong sostuvo un encuentro privado con Mónica Arriola, hija de Elba Esther. En el lugar, el secretario le informó de las imputaciones contra la maestra.

La Unidad de Inteligencia Financiera de la SHCP encontró desvíos por 2,600 millones de pesos que equivalen a dos años de aportaciones de los maestros, quienes anualmente generan 1,300 millones de pesos para el SNTE.

Además, el sindicato maneja recursos por 500 millones de pesos que provienen del programa del Sistema Nacional de Formación Continua y Superación profesional de Maestros de Educación Básica en Servicio, el Programa de Becas y el Programa de Formación de Recursos Humanos en Competencias por 8 millones de pesos más y otros 103,000 millones en fideicomisos que no son fiscalizados.

Cabe señalar que el pasado 6 de febrero, Elba Esther Gordillo envió un mensaje al presidente Peña Nieto, a quien le dijo: “Los maestros somos sus amigos” pero no se quedó callada al decir que: “Si Elba se va, hay otros que pueden dar la pelea y el SNTE no se cae. Me voy cuando los maestros lo pidan, las amenazas no me quitan“.  

En ese evento, la maestra anticipó su epitafio: “Aquí yace una guerrera y como guerrera murió”. Hoy Elba Esther Gordillo está en la cárcel de Santa Martha Acatitla donde espera el curso de la investigación por lavado de dinero.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s