Moreira abrió la boca

Por David Ordaz
Tras el asesinato de su hijo Eduardo el mes pasado, Humberto Moreira concedió una entrevista para el diario Vanguardia de Saltillo donde dejó algunas luces sobre el grado de infiltración del crimen organizado en las instituciones de Coahuila y basta pensar un poco mal para saber que ese mismo fenómeno ocurre a nivel federal. 

El ex presidente del PRI aseguró que detrás de la muerte de su hijo está Miguel Treviño Morales, alias el “Z-40” y fue debido a un “ojo por ojo”, ya que el Ejército abatió a su sobrino en un enfrentamiento, por lo cual, los Zetas fueron por Eduardo, sobrino del actual gobernador Rubén Moreira.Pero Humberto Moreira fue más allá y declaró que se “deben investigar a los nuevos mineros de la Región Carbonífera de Coahuila. Hay empresarios que le compran el carbón a los narcotraficantes. Heriberto Lazcano se convirtió en minero. Ese es el nuevo negocio del narco en Coahuila”.

En respuesta, el gobierno coahuilense aseguró que “las operaciones de fondos mineros son de jurisdicción federal y son cuestiones de otra naturaleza que nosotros no investigamos… nosotros intervenimos en cuestiones de carácter minero cuando recuperamos un predio del Estado en donde se estaban explotando diversos pozos, pero es una cosa muy diferente”.

Además en entrevistas radiofónicas, el priísta afirmó que las armas que financian los empresarios del carbón en Coahuila para narcos se relacionan con muchos de los crímenes en el estado y adelantó que le suplicará al secretario de gobernación que investigue la industria del carbón en Coahuila.

Por si esto fuera poco, cada año, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos publica un informe con los nombres de las empresas legalmente constituidas y establecidas en todo México, que sirven para lavar dinero de la delincuencia organizada.

En este documento se detallan todos los sectores infiltrados a través de esas empresas, entre ellos la industria minera.

Lo preocupante de este tema es precisamente hasta donde está involucrado el crimen organizado en el país y hasta donde se puede vislumbrar la mayoría de los sectores productivos en que se mueve la industria mexicana.

Humberto Moreira ha mostrado que sabe más de lo que cualquiera piensa y como todos los gobernadores, tienen acceso a información privilegiada que muestra que autoridades estatales y federales no han hecho nada para combatir el lavado de dinero.

Al declarar que Heriberto Lazcano, “El Lazca”, estaba metido en el negocio minero y tenía tratos con “narcoempresarios” que vendían carbón a la Comisión Federal de Electricidad y a otras empresas, Moreira llamó la atención de la PGR, que podría llamarlo para que testifique a qué se dedicaba “El Lazca” en Coahuila y quiénes eran sus socios en la minería.

Cualquiera de los asesinatos es lamentable pero ¿porqué Moreira decidió hablar del tema hasta que mataron a su hijo?

¿Será que la clase política se cree intocable y hasta que sucede algo con uno de los suyos, el dolor los hace rectificar y hablar de las cosas importantes para el país?

O quizá simplemente no quería afectar a su amigo Enrique Peña Nieto ahora que esta a un mes de entrar en funciones.

Veremos que pasa en noviembre donde ya auguró que habrá sorpresas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s