El empleo en México en víspera de “nuevo” gobierno Parte 1

Foto: Contexto de Tamaulipas

Por: Abril Barajas

De acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo la cantidad de mexicanos en edad de trabajar crecerá un 20.3 por ciento en los próximos 10 años, un ritmo mayor que Brasil y Argentina.

Esos 10 años serán marcados por las decisiones políticas tomadas desde el gobierno entrante, dirigido por el candidato electo Enrique Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional.

El reto es cubrir la demanda de empleo a la que se han sumado 6.5 millones de mexicanos, según cifras aproximadas del INEGI . Pero ningún presidente lo ha logrado, al menos por un periodo sostenido, en más de 30 años.

El presidente del empleo, Felipe Calderón, prometió generar en sus primeros cinco años de gobierno, un millón de empleos al año, el resultado fueron únicamente dos millones de empleos en todo el sexenio.

Ahora es turno del PRI, la promesa es una reforma fiscal, laboral y otra energética que ayuden a triplicar el crecimiento económico promedio de los últimos años a niveles del 6 por ciento anual.

El problema de del crimen organizado, interfiere directamente con la economía, según cifras de la Convención de las Naciones Unidas Contra la Delincuencia Organizada Transnacional y sus protocolos, en Latinoamérica se mueven 870 mil millones de dólares derivados de actividades propias del crimen organizado.

En México ésta actividad se ha convertido en la “mejor” opción para obtener dinero al menor esfuerzo, en muchas regiones del país, donde la pobreza y la falta de oportunidad son cada vez mayores. De acuerdo a la consultora de seguridad mexicana Risk Evaluation, 1.2 millones de mexicanos menores de edad trabajan ocasionalmente en actividades ilegales, desde vender drogas hasta ser choferes de sicarios.

El desempleo entre los jóvenes de 15 a 24 años va en aumento, según la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE).

Según especialistas, México fue el país latinoamericano más golpeado por la crisis global detonada en Estados Unidos. La economía se contrajo más del 6 por ciento en el 2009 y las industrias despidieron a miles para seguir a flote ante la menor demanda.

Aunque el país se recuperó, aún tiene que superar rezagos estructurales que limitan su crecimiento potencial sostenido a un 2 por ciento anual, que sólo alcanza para crear la mitad del millón de trabajos necesarios para satisfacer la demanda.

A esto se suman problemas de índole social que pegan directamente a la economía, como es el caso de los precarios modelos de educación, la proliferación del Crimen Organizado, la pobre planeación familiar y finalmente el regreso de millones de migrantes de EU, que ahora ya no les ofrece las mismas oportunidades de trabajo.

Con información de Reuters y CNN

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s