El poder de nuestro voto

Por David Ordaz

@david_ordaz

La elección del próximo 1 de julio puede ser vista de diferentes ángulos. Casi todos los medios están enfocados a las descalificaciones, acusaciones y discursos vacíos de los candidatos y sus partidos pero pocos hablan de datos muy relevantes que ocurrirán en esta contienda electoral.

En estas elecciones, los ciudadanos estamos ante la inmejorable oportunidad de mostrar la fuerza del voto, aprovechando la boleta electoral que tendremos en nuestras manos.

En esta ocasión, la boleta electoral donde marcaremos nuestro voto esta dividida en ocho apartados con los nombres de los candidatos pero estos se repiten varias veces según el número de partidos que los postularon.

Por ejemplo, el nombre del candidato Andrés Manuel López Obrador aparecerá  tres veces por separado junto a los logos de los partidos PRD, PT y Movimiento Ciudadano.

En el caso del candidato Enrique Peña Nieto, su nombre aparecerá dos veces y por separado junto a los logos del PRI y PVEM.

Los candidatos Josefina Vázquez Mota y Gabriel Quadri aparecerán una vez junto a los logos de sus partidos, PAN y Nueva Alianza, respectivamente.

¿Cómo votar?

Ya dentro de la casilla, el elector tendrá la oportunidad no solo de votar por su candidato, sino que podrá ejercer un NO VOTO por algún partido. Ejemplo: si el elector va a votar por Enrique Peña Nieto deberá cruzar los dos cuadros donde aparece su nombre pero si su decisión es NO VOTAR por el PVEM solo deberá cruzar el cuadro con el nombre del candidato y el logo del PRI y no el del PVEM.

¿Para qué sirve esto?

La mecánica no es difícil y la importancia de estas boletas electorales radica en que al momento del conteo de votos, si en la boleta se cruzó el nombre Enrique Peña Nieto (PRI) el voto ES VÁLIDO pero el conteo no favorecerá al PVEM.

En otro caso, si el elector votó por Andrés Manuel López Obrador (PRD) y no lo hizo por PT o Movimiento Ciudadano, el voto sigue siendo VÁLIDO pero no favorecerá a los otros dos.

Recordemos que la ley electoral señala que si un partido político no alcanza el 2% de la votación favorable se le deberá quitar el registro y NO RECIBIRÁ LOS PRIVILEGIOS que actualmente recibe.

Se supone que el Instituto Federal Electoral (IFE) es el encargado de organizar, promover e incentivar el voto entre la población, mientras que los partidos son los encargados de posicionar a sus candidatos. Hasta el momento ese trabajo se ha realizado a medias, pues ninguno de los actores se ha preocupado por los ciudadanos, tanto en las propuestas, ideas y hasta en la mecánica del voto, en un momento en que exigen transparencia y un alto a los privilegios de los partidos políticos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s