Tlazcala

 

 

 

 

 

 

 

Por David Ordaz

El pasado domingo, la agenda de la candidata presidencial del PAN, Josefina Vázquez Mota anunciaba su visita al estado de Tlazcala en una semana que iniciaba el lunes 10 de abril y terminaba el jueves 13, siendo que dicha semana laboral empezó el lunes 9 y termina el viernes 13, o sea se comieron un día.

Para los simpatizantes de la aspirante blanquiazul no fue más que un error de “dedazo” en la redacción y ortografía, pero para el primer círculo de la candidata derivó en un gran cambio de timón en el equipo y la estrategia, que hasta ahora, algunas encuestas ya reflejan una disminución de 5 puntos en las preferencias electorales.

Basta recordar su toma de protesta en el estadio Azul, el cual se quedó vacío mientras ella hablaba; el mareo y presión baja de hace unos días o sus terribles declaraciones sobre la Ibero, la UNAM o los reclamos que tiene que enfrentar en cada lugar donde se presenta.

Pero más allá de repasar las pifias y resbalones de casi todo su equipo de campaña, lo importante radica en sus estrategias para cambiar el rumbo de la campaña, quitando y poniendo gente con tan poca credibilidad como Juan Molinar Horcasitas o Juan Ignacio Zavala; e incluso apareciendo en un gimnasio, haciendo ejercicio para mostrar su buena condición o cambiando el nombre del camión que la traslada del “Pinabús” por “La Jefa”.

La mayoría de los personajes que llegan al equipo de Vázquez Mota son netamente “calderonistas”; lo que hace más complejo el contexto de la panista, pues no se sabe si irán en el apoyo de esta o simplemente servirán para enterrar su candidatura.

En su discurso que habla de un “cambio de timón”, Josefina Vázquez Mota minimizó a los candidatos, Andrés Manuel López Obrador y Gabriel Quadri y propuso un debate solamente con Enrique Peña Nieto, al asumirse como los competidores punteros en la pelea por la Presidencia.

En tanto, siguen apareciendo grabaciones telefónicas de Vázquez Mota y de parte de su equipo, arreglando candidaturas, puestos en el Congreso y hasta se mandan saludos entre ellos, como lo hizo al calificar como “pinche Sota” a la vocera de seguridad nacional.

Estamos a unos días del primer debate presidencial (6 de mayo) y Josefina llega con un equipo totalmente cambiado, con cero credibilidad pero, dice, con muchas expectativas para dar la batalla y para cambiar la opinión del electorado.

Este martes, el periódico El Economista publica una infografía del equipo completo que acompañará a Vázquez Mota y aquí es donde surgen grandes incógnitas sobre su futuro.

Leyendo los nombres del nuevo cuadro, es un hecho que el Presidente lanzó a toda la caballería para rescatar la campaña. Personajes como Ernesto Cordero, Germán Martínez o Gustavo Madero, entre otros, han resultado operadores efectivos pero con poca credibilidad y hasta odiados como Juan Molinar Horcasitas.

Pero también tienen nombres interesantes como Rogelio Gómez Hermosillo, Mario Sánchez Ruiz, Mario Laborín, Alberto Athié, Rocío García Gaytán o Irma Pia González Luna.

Ojalá les alcance el tiempo para levantar una campaña tan mala como la que han hecho hasta ahora, sobre todo en este momento que los electores siguen pensando su voto.

Personalmente lo veo muy difícil y por tantos errores incluso merecido, pero la moneda sigue en el aire.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s