El futuro de México, vive en la calle o está en la cárcel

Por: Abril Barajas

El pasado 29 de febrero Diego Adán Esquivel Castillo de 14 años de edad fue sentenciado a 5 años de prisión luego de que el Juez Especializado para Menores Infractores lo señaló como culpable por el homicidio de César Javier Rentería.

El asesinato tuvo lugar el 30 de enero de 2011 cuando Diego y César se encontraban en una fiesta,  la discusión inició cuando Diego pidió un cerillo para encender su cigarro, al no dárselo se inició el enfrentamiento donde César fue herido de muerte en el cuello con un machete.

La familia de César recibirá 56 mil 223 pesos por concepto de reparación del daños.

Mientras que la Fiscalía General de Justicia de Chihuahua, resolvió que Diego deberá permanecer recluido en la Escuela de Mejoramiento Social México, para recibir programas educativos y de orientación.

La tarea de reintegrarlos

Mientras el tejido social se ve afectado por peleas callejeras, homicidios y el narco, en  el Distrito Federal la Comunidad de tratamiento Especializado para Adolescentes puso en marcha programas de educación arte y cultura como parte de su rehabilitación y reinserción  a la sociedad.

El director del Centro, Jorge Apáez Godoy, asegura que incorporarlos a la sociedad es complejo, ya que esta labor integra a familia, instituciones y a la sociedad en su conjunto.

Sin embargo, el menor infractor en ocasiones ya no tiene una familia o incluso lo rechazan por su situación penal. Situación que los orilla a seguir delinquiendo.

Actualmente tan solo en el Distrito Federal existen 850 mil jóvenes entre 14 y 18 años de edad en tratamiento.

Abusos, violencia y abandono

El 90 por ciento de los adolescentes en conflicto con la ley han sido abusados fisica, mental o sexualmente, atacados y abandonados a su suerte por sus propios familiares.

El entorno donde crecen es otra influencia,  vecinos, parientes, escuela y quienes conviven en el mismo barrio, colonia o comunidad. Es ahí donde ellos comienzan a tener actitudes que van en contra de la ley.

Recientemente el escritor Humberto Padgett y el fotógrafo Eduardo Loza realizaron un trabajo de investigación en este centro para publicar el libro “Los muchachos de la calle”

De acuerdo con el fotógrafo, la crudeza de los asesinatos, secuestros, robos y otros ilícitos que cometieron algunos de los jóvenes protagonistas del libro, contrasta con la candidez de sus rostros y actitudes casi infantiles. Algunos de ellos decoran sus dormitorios con imágenes de Spiderman o Winie Puh.

¿Será suficiente?

Con todo esto, el gobierno federal puso en marcha el Programa de Empleo Temporal de la Sedesol “Jóvenes constructores” cuyo objetivo es reinsertar en el tejido social a personas en situación de calle.

Se tiene contemplada una inversión de 14 millones 575 mil 500 pesos, para desarrollar 34 proyectos que generarán mil 809 empleos temporales en zonas urbanas marginadas de Chiapas, Chihuahua, Distrito Federal, Guanajuato, San Luis Potosí, México, Puebla y Veracruz.

En el caso de Ciudad Juárez, la titular de Planeación Táctica de la Dirección General de Atención a Grupos Prioritarios, Alma Rosa Pérez Martínez, asegura que se trata de multiplicar la experiencia en el marco de la estrategia “Todos somos Juárez”.

Estas acciones involucran a los jóvenes en trabajos temporales donde reciben una remuneración y a su vez mejoran el entorno de sus comunidades.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s