Mexicana ¿ángeles o demonios?

Por: Abril Barajas

Más de un año y medio sin operar, más de 20 inversionistas han mostrado interés en rescatar a la empresa de la quiebra, 8 mil 500 trabajadores inconformes, un juez que toma parte del concurso mercantil a favor de los sindicatos y una dependencia de gobierno que defiende su postura y muestra disposición para resolver el dilema.

El 2 de agosto de 2010 Mexicana suspendió operaciones para entrar en concurso mercantil, dejó de vender boletos, la Asociación de Aviación Civil Internacional (IATA, por sus siglas en inglés) les retiró el código de comercialización de boletos de avión.

En palabras de especialistas en concursos mercantiles, el caso de Mexicana no tiene precedentes en la historia de México, no sólo por el tiempo que ya tiene esta situación, sino porque es de reconocer que los principales interesados en rescatar a la empresa son los mismos trabajadores.

Si es valida o no la forma en que lo hacen, eso es otra cosa, porque han basado toda su campaña en desprestigiar a funcionarios de la SCT, inversionistas y hasta han  echo alianza política con diputados como es el caso de Mario Di Costanzo, personaje que aprovecha esta difícil situación para obtener votos, ellos mismos lo quieren como senador.

¿Cuánto tiempo más puede seguir esta situación?

El dirigentes de los trabajadores de tierra de la aerolínea, Miguel  Ángel Yúdico, dice que no se debe hacer caso a los rumos que aseguran que Union Swiss es el más adelantado, o que Mexicana es ya una empresa descuartizada.

Sin embargo en un comunicado el Juez, Consuelo Soto, señaló que tanto Med Atlántica como Union Swiss han demostrado la existencia y disponibilidad de los recursos necesarios para la capitalización de la aerolínea. ¿Entonces quiere decir que quien difunde dichos rumores es el Juez?

A todo esto, la Secretaria de Comunicaciones y Transporte  ha dicho que cuenta un expediente legal que indica que tan pronto como Mexicana reinicie vuelos, se le regresaran los slots que por el momento son utilizados por otras líneas aéreas.

Pero al parecer esto no ha sido suficiente para los ex trabajadores de Mexicana quienes van a levantar un juicio político en contra del Subsecretario de Transporte Felipe Duarte, por no acatar la orden del juez, de devolver las más de 40 rutas que fueron prestadas a las aerolíneas Interjet, Volaris y Aeroméxico.

También argumentan que los inversionistas interesados en rescatar a la aerolínea, piden como condición tener dichos slots y rutas en operación, entonces qué fue primero ¿el huevo o la gallina?

Para cerrar con broche de oro, el diputado Mario Di Costanzo, pedirá a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público una auditoria contra la empresa Interjet, que encabeza Miguel Alemán, para dar a conocer si está al corriente en el pago de impuestos. Esto porque señalan a Miguel Alemán como el principal beneficiado de que Mexicana no vuele. Aunque del dicho al echo hay mucho trecho.

Hasta hoy no han hecho publica la documentación oficial  que acredite la existencia del dinero de los inversionistas interesados,  falta que el juez pida a la CNBV dicha acreditación así como avalar su procedencia legal y llevar toda esta documentación a validar ante la SCT.

¿Será? Probablemente esta discusión todavía va para largo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s